Casos Femicidios

Tolhuin pide justicia por el femicidio de Nilda Núñez

nildatolhuin

Tolhuin.- La noticia se conoció el sábado 2 de julio a primera hora de la mañana, e inmediatamente, por las características del aberrante hecho, se convirtió en noticia de alcance nacional.
De acuerdo a los datos objetivos que fueron aportados por fuentes oficiales, el hallazgo de una sección del cuerpo de Nilda Mabel Núñez de 25 años, se produjo una vez que Policía y Justicia -movilizados por dichos de una amiga de la joven asesinada- arribaron al domicilio de calle Pedro Oliva 947 de la ciudad de Tolhuin.
De esta manera, la Policía comenzó la investigación, obteniéndose datos que orientaban a que la mujer podría haber sido víctima de un hecho criminal.
Con esos datos, se inició la causa judicial, y se dio intervención al Juzgado de Instrucción N° 2, a cargo del juez Andrés Leonelli; la cual, en principio quedó caratulada como “averiguación de paradero ante el juzgado de instrucción N° 2”.
Posteriormente, el magistrado ordenó se allane el domicilio de Nilda Núñez.
El lugar, se trataba de un monoambiente de pequeñas dimensiones, lugar en que se encontraban durmiendo en un colchón los dos hijos de la mujer –de 1 año y 5, respectivamente-, junto a Aldo Javier Núñez de 33 años quien sería la ex pareja de la víctima.
Increíblemente, debajo de la cama de los niños, envuelta en una sábana, fue encontrada una pierna, que posteriormente, se pudo corroborar que pertenecía a Nilda.
Inmediatamente, quedó detenido en carácter de incomunicado el único adulto que se encontraba en el domicilio y ex pareja de la joven, Aldo Javier Núñez, sospechado de femicidio.
Dentro de la misma casa se encontró un cutter y un cuchillo, que habrían sido utilizados para seccionar el cuerpo de Nilda, además de fragmentos de DNI de la mujer.
Horas después del macabro hallazgo, a partir de tareas investigativas, personal policial de la comisaría de Tolhuin encontró los restos de quien en vida fuera Nilda Mabel Núñez, dentro de una valija, la cual había sido arrojado en el turbal ubicado en el barrio “los Naranjos”.
El turbal en cuestión es un lugar de fácil acceso y que de hecho hay un sendero hasta el lugar donde fue encontrado el cuerpo de Nilda.
En cuanto a los dos hijos de Nilda, tanto el de 1 año como el de 5, ambos fueron trasladados a la ciudad de Río Grande y con la intervención del Juzgado de Familia y Minoridad, quedaron al cuidado de familias sustitutas, mientras que, ambos niños están recibiendo asistencia psicológica permanente.
Otro de los datos de relevancia para la causa en trámite es que sobre Aldo Javier Núñez pesaba una medida cautelar, con prohibición de acercamiento por violencia hacia Nilda, sin embargo, la medida había caducado en noviembre del año pasado.
Durante la misma jornada de sábado, y una vez que se había concluido con una parte de las medidas judiciales en la localidad mediterránea de Tolhuin, el cuerpo de Nilda Núñez fue trasladado a la morgue judicial a fin de que la médica forense, la Dra. Inés Aparici, pudiera brindar mayores detalles respecto del asesinato de la mujer.
Según se pudo conocer, el cuerpo de Nilda presentaba un importante grado de descomposición, lo que hace predecir que la muerte se produjo hace varios días atrás, o bien que el cadáver estuvo en un lugar con calefacción, lo que aceleró el proceso de putrefacción.
Otro dato de interés es que el cuerpo de Nilda no presentaba signos de defensa, aunque si un golpe en la zona de la cabeza, por lo que una de las hipótesis es que el presunto femicida golpeó a la mujer, la dejó inconsciente y luego la habría asfixiado con una almohada.
También se determinó que Nilda, estaba gestando un embarazo de unos 5 o 6 meses, y, aunque aún no se pudo determinar la causa de muerte del feto, el mismo, como así también los restos de la joven asesinada, serán sometidos a estudios histopatológicos, los cuales podrían llegar a realizarse en la Corte Suprema de Justicia.
Estos estudios que determinarán no solo la causa y data de muerte, sino también, el motivo del deceso del feto, podrían tardar entre 15 días y dos meses, sin embargo, y pese a ello, el presunto autor del asesinato permanece detenido.
Aldo Javier Núñez de 32 años, ex pareja de Nilda y padre del menor de los hijos, quedó detenido e incomunicado a disposición de la Justicia.
Aldo Núñez está imputado del delito de “homicidio doblemente calificado” por el vínculo, artículo 80 Inciso 11 y 12 del Código Penal, es decir cuando la muerte se produjere “a una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género”.

Pedido de justicia

En la Plaza Cívica de la ciudad de Tolhuin se reunió un grupo de vecinos, que con carteles improvisados y un profundo pesar por la muerte de Nilda Núñez, y acompañaron a los familiares de la joven asesinada.
Quien hizo uso de la palabra en principio, fue Miguel Ángel Núñez, primo de Nilda, el cual aseveró “no tengo muchas cosas por decir, solo agradecer por acompañar en esto. Siento como un dolor acá en el pecho, como que estoy estallando”.
Posteriormente, hablo Macarena, amiga de Nilda y persona que había radicado la denuncia de paradero de la joven: “Gracias a los que vinieron, y que aún con el frío están acá”.  La joven, entre lágrimas agregó: La idea es “concientizar si una sabe de una situación de violencia que se asesore, que denuncie, que se meta y no tenga miedo. Nilda era muy joven y estaba embarazada, tenía una vida por delante y dos hijos hermosos que se quedaron sin madre”.
Asimismo, Macarena hizo hincapié en “que nos concienticemos, que nos movamos, Nilda estaba conmigo todo el día, la conocía muy bien, no sólo ayudemos con una ropa, un juguete, porque eso calma la conciencia pero no soluciona nada, y por favor concienticémonos con esto”.
Las convocatorias se replicaron a la misma hora, en Río Grande y Tolhuin; con un solo objetivo: “justicia” para el caso de Nilda Mabel Núñez de 25 años y la aplicación de “decididas políticas de Estado” a fin de combatir este flagelo que va en constante aumento.

Lorena Uribe

Lorena Uribe

Comentar

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *