Derechos

Sin laicidad no hay democracia

Foto: Gala Abramovich
Foto: Gala Abramovich

En la República Argentina el Poder Ejecutivo impulsa desde junio el proyecto de ley  “Libertad religiosa”, que utiliza palabras con tanto consenso como “libertad” e “igualdad” y propone que todos los credos gocen de varios de los privilegios de los que hasta hoy solo se beneficia la Iglesia Católica Apostólica Romana  Propone así la creación de un estado pluriconfesional que convalida la objeción de conciencia para eludir el cumplimiento de derechos consagrados sobre todo para las cismujeres y la comunidad GLTTTIBQ.

En ese contexto, Julián Cruzalta, fraile dominico, Profesor del Centro de Estudios Teológicos de la Conferencia de Instituciones Religiosas de México, teólogo ecuménico experto en Bioética y Teología Eco feminista, estuvo en Buenos Aires invitado por Católicas por el Derecho a Decidir Argentina para debatir estas preocupaciones. http://www.enperspectiva.com.ar/un-proyecto-de-ley-que-se-opone-los-derechos/. Sobre estos temas conversó con En perspectiva.

Para alguien religioso llamarse Cruzalta, debe ser todo un tema, ¿no?  ¿Será que estabas destinado desde antes de nacer?

Yo soy de  Cuernavaca, una provincia que se llama Morelos, cerca de la ciudad de México. Mi familia es de misa diaria, de respetar todas las tradiciones; una familia muy tradicionalmente católica. Mi familia era religiosa, pero yo no. Hice el catecismo, mi primera comunión  pero en mi adolescencia ya no tuve contacto con la Iglesia

De hecho me voy, muy joven  a la ciudad de México a estudiar medicina, a la universidad nacional, y conozco casi por casualidad  a los Dominicos que tienen un convento frente a la Universidad.

¿Sin que haya ninguna situación por la que puedas decir que por ella te volcaste a la vida religiosa ?

No, hoy me lo preguntan y digo… que la persona que soy tomaría otro tipo de decisiones y de otra manera. La persona que era a los 19 años, pues, toma decisiones sin pensarlas mucho, no fue muy pensado el asunto. Sólo me gustó, abandoné la carrera y encontré una organización que me daba formación filosófica, de investigación. Eso me atrajo de los Dominicos, que eran diferentes. No hubo mucha reflexión en ese momento, más bien fue una intuición, intuición de que la vida es por ahí, en esas edades se toman decisiones y se arranca.

Además son edades de pasiones y lealtades, así que cuando uno abraza una causa, religiosa, política o lo que sea, la abraza con total pasión.

Con toda pasión, y eso me sucedió a mí.

¿En qué momento comenzás a cuestionar o a cuestionarte…?

Cuando veo que toda mi formación racional ya no me da para entender mi mundo, cuando veo que toda la argumentación logística en lo que había sido educado, que era muy buena, una lógica tremenda pero me  hacía falta algo más, para comprender la vida  y a los seres humanos  A mí me habían enseñado en mi formación que todo era cerebral. Me encontraba que lo cerebral me ayudaba mucho pero no todo , ya que lo emocional, lo que uno siente en la vida es tan importante, así empiezo a descubrir que hay otras teologías que están trabajando esto, y me topo con la Teología Feminista, y sobre todo, no solo con  teoría, sino con gente que está trabajando en la Teología Feminista. En mi caminar fue importante una antropóloga, teóloga, que se llama Sylvia Marcos, ella vive en Cuernavaca. Y no sólo en su lectura, sino la persona de Sylvia me acompaña, me cuestiona .Y entonces empiezo a buscar otra formación académica, teológica y de la vida. Sylvia Marcos me presenta  a personas que tienen el proyecto de llevar  Católicas a México. Eran los años ´91, ´92, entonces me involucro en ese proyecto fundacional

¿Cómo es que un varón es partícipe activo de la fundación de Católicas, que según su nombre indicaría, es una organización básicamente de mujeres, y sobretodo dirigida por mujeres?

Me involucro teológicamente desde la misma iglesia; soy Fraile, soy Profesor de Teología, y me doy cuenta de que el Feminismo no es un asunto  biológico, de ovarios, sí es un asunto epistémico que  nos involucra a hombres y mujeres que son las más  afectadas por el patriarcado.

Y me involucro desde esa perspectiva de apoyar lo que pueda, porque el primer cambio lo siento en mi propia vida, entonces sé que estos discursos no son solo teorías. Mi postura ante la vida y ante la religión, va cambiando personalmente. Y eso se lo debo al feminismo y a la teología feminista. Ya posteriormente me voy a encontrar con el Ecofeminismo y otros tipos de corrientes, pero eso será posterior. En ese momento es el feminismo y la teología feminista que me permiten empezar a recomponer un mapa diferente.

En una entrevista publicada en You Tube decís -vestido con tu ropa blanca de oficiante-, que las mujeres no somos niñas, y que nadie tiene porqué venir a decirnos qué es lo que tenemos que hacer con nuestra vida  Sin embargo  hay una postura religiosa, que nos trata a las mujeres como menores de edad. En esto coinciden las grandes religiones hegemónicas, ¿verdad?

Claro que el asunto patriarcal, supone que a la mujer  le toca la parte emotiva, y al hombre le toca la parte intelectual, dividen así falsamente  la razón y la naturaleza. Y a las mujeres las ponen de lado de la naturaleza, lo natural, lo de sembrar, las flores, todo ese imaginario bien lejos de la dirección y el poder. Creo que hombres y mujeres tenemos una parte intelectual fuerte y una parte emotiva fuerte, Hoy con las nuevas investigaciones sabemos que  el discurso de lo sagrado, la teología empieza con las mujeres, los hombres estábamos muy entretenidos cazando, en grupos, divirtiéndonos con nuestros amigos, y las mujeres se quedaban a cuidar el fuego y  así  empiezan a hacer reflexión de lo cotidiano.

Entonces la teología nace con las mujeres. Podemos decir que “Dios nació mujer,” hay un libro de Pepe Rodríguez -que así se llama- y es muy bueno, siempre lo recomiendo y la gente se asusta. Es nuestra ignorancia. y ¿qué si las cosas no son como te las contaron? Esa pregunta es fundamental cuando uno empieza a buscar y a deconstruir ideas y conceptos, entonces sí ¡! las mujeres son grandes pensadoras, Un buen teólogo se formaba con lógica, lógica y más lógica. Y claro que es un instrumento la lógica, pero la lógica no es la teología. La teología es la vida Por eso a los teólogos formados en la lógica, a muchos no les gusta  cuando personas  están contando de su vida y dicen” eso no es teología”. Pero ahí está Dios, en lo sagrado de la propia vida, y la primera experiencia es con uno mismo.

A lo largo de este camino, en el que empezas a revisar la estructura teórica que aprendiste ¿en ningún momento te planteaste salirte del esquema religioso? ¿Abandonar la estructura, dejar de ser parte?

No, porque para mí el problema no era el asunto religioso, sino la Institucionalización del asunto religioso, es un problema en la Institución, como Iglesia, pero no en el asunto de la fe, de creer o no creer. El problema personal no lo tengo ahí, sino que me topo con una institución que dice una cosa y hace otra cosa… Si hablamos del amor, del respeto, de lo sagrado de la vida, como es posible que no actuemos en consecuencia, que no respetamos a las mujeres, a las diversidades, a los otros diferentes a nosotros. Los últimos tres años de mi vida ya no es un tema que me quite el sueño.

¿Te quitaba el sueño que te ataquen tanto?, Tambien cuestionan duramente  a las católicas por invitarte, dicen que vos decís que sos lo que no sos. Que no sos fraile, que te expulsaron…

Ya no me afecta, hace años sí, les respondía por internet, les mandaba correos, mandaba fotos, documentos. Cuando vi que esta gente no iba en búsqueda de la realidad, que es una estrategia para desviar la atención, ya no les respondo, no me afecta en este aspecto, ya no lo tomo personal. Soy parte de una estrategia .Y sé que ésa  es su estrategia para que no se hable de los temas de los que voy hablando por América Latina, se desvían hablando de mi persona, y entrevistan a un Dominico, o a otra autoridad y unos dicen sí  soy y otros dicen no, no soy y no se ponen de acuerdo, pero…no me entrevistan a mí… Yo entendí que es una estrategia y que no es personal. El problema no es conmigo sino con lo que denuncio desde adentro  .No discuten lo que digo, me atacan a mí.

Lo personal es político decimos las feministas. Mientras tanto, además de tus viajes y de tu función pedagógica en relación a algunos temas ¿trabajas como otros religiosos?  ¿La Institución te paga tus honorarios correspondientes? 

Estoy en una situación especial. Por todo esto que  digo y hago, no puedo vivir como cualquier fraile en un convento, porque cualquier fraile en un convento tiene que pedir permiso a su superior local para un viaje y te pueden decir que no vas. Y si hubiera venido igual sería franca desobediencia, entonces me pueden iniciar un juicio religioso por desobediencia, porque al ser fraile tengo votos de obediencia, y algunos han querido iniciarme juicios por desobediencia, porque ya han sido muchos años en los que me han dicho “callate” y no me callo… No podría trabajar estos  temas, entonces mi vida sería encerrada, sin salir, sin hablar con nadie. Entonces estoy como en un estatus especial, que nuestras propias leyes nos dan para casos especiales, si yo fuera de otra orden no hubiera ese estatus, pero los Dominicos lo tenemos. Y no, no vivo en una vida ordinaria de cualquier fraile. Pero hasta cuándo, no lo sé. Tiene límites, no es eterno. Es, por ahora, una situación de comodidad mutua. Y yo vivo en México tranquilamente, sin ningún problema, El día que pase algo daré una conferencia de prensa y voy a decir los motivos por los que pasó y que responda la Institución por ello. Eso ya no me preocupa actualmente mucho.

Usas una definición acerca de qué cosa es la ética y por qué entonces ciertos mandatos no son éticos.

La ética viene del mundo de lo racional, da razones. Pues la ética trata de razones, si no las hay no es ético, aunque a la mayoría de la humanidad diga que es algo bueno.

A mí me preocupa el concepto de razonabilidad. Quienes redactan esta ley hablan de eso permanentemente, por lo tanto yo que no soy una persona religiosa, que soy agnóstica y que no he nacido en un ámbito familiar religioso, me pregunto si podría haber coincidencias de razonabilidad entre una persona religiosa y entre una que no lo es. Lo que es razonable para uno, podría ser absolutamente irracional para el otro.

Un mundo más civilizado, más humano, ese es el piso común. Cuando vengan con razones religiosas obviamente la gente no creyente no se va a convencer, y no se trata de convencer a nadie en este aspecto. Eso no sería ético, sería una imposición religiosa.

Por ejemplo, el matrimonio igualitario, que aquí (en Argentina)  fue una dura pelea y también fue una dura pelea la ley de identidad de género, por la que cualquier persona puede tener un documento de identidad según se auto-percibe sin necesidad de que haya ninguna intervención quirúrgica. Esto es  pecado para la mirada religiosa, pero confundir delito con pecado es un problema importante, ¿verdad?  

Sí, aquí la parte razonable es no entrar al asunto del pecado porque ese, ya es un asunto religioso. La gente para la que sí es pecado pues que no lo haga, pero no puede la ley subordinarse a esta mirada. Es decir, quien crea que es pecado, entonces que no se case con disidente sexual, que no aborte, que no cambie de sexo, etc. y el Estado debe defender su derecho. Lo que no debería es imponer el concepto de pecado a una sociedad plural y diversa, a los no creyentes. Eso es lo que no tenemos derecho la gente creyente. Eso es lo que no es razonable, la gente creyente no entiende que no tiene derecho. No hay derecho a  imponer.

Vos sos una persona creyente, sin embargo no crees que eso sea pecado.

No, yo no creo que sea pecado y creo que a nivel de leyes tendría que ser una discusión ética. No religiosa.

Vos decís que hay dos niveles de discusión: los religiosos discuten en un escenario y el Estado debe discutir en otro escenario. 

Así es, No se  mezclan. Porque entonces habría discriminación con la gente no religiosa, y no estaría en el mínimo plano de discusión. En cambio, para la ética, la sexualidad humana es compleja y diversa. No somos animales, en el mundo animal la sexualidad es reproductiva, para nosotros tiene otros significados. Si para usted es pecado lo respeto, no lo obligo. Es decir es muy compleja la sexualidad pero pensemos con respeto en  todos, con la opción que tengamos todos. Eso sería el plano ético.

¿Qué significa un Estado que de derecho, en los papeles, es laico pero de hecho, en la realidad, no lo es? Eso planteabas en la conferencia en relación a Argentina.

Un Estado laico tiene que  tratar con equidad  a todos los sujetos, religiosos o no religiosos. Un Estado que se dice laico y no tiene equidad, no es un Estado laico en la realidad; o si una religión es predominante sobre otra y tiene privilegios, perdió la equidad. La laicidad es equidad siempre, y sobre todo protección a las minorías. Un Estado laico protege los derechos de los no creyentes, por muy minorías que sean, son  ciudadanía y no deben ser discriminadas.

La solución no es ahora repartir el presupuesto, me refiero al dinero, subsidiado entre varias iglesias, La mejor definición que conozco de laicidad es democracia. Un Estado democrático es laico o no es democrático. Porque uno puede ser creyente, pero si no es católico ya está discriminado, tiene otros derechos, otras subvenciones. O  si no es creyente, pues ya está discriminado. Esto crea muchos desequilibrios y desigualdades en un Estado religioso, por eso el Estado debe ser aconfesional, no enemigo de las religiones, ya que no estamos en el Siglo XIX, que se entendía a la Laicidad como ir contra la religión. No, el derecho de la libertad religiosa es un derecho humano, básico, como eso de lo que hablamos de la ética. Tengo el derecho a creer o no creer, por eso es para todo el mundo y no discrimina No se justifica, no hay razón, no hay ética para hacer eso. Hay razones históricas, de acuerdos, concordatos, pero no hay razón ética.

Decías que México es un país profundamente religioso y al mismo tiempo laico. El movimiento de mujeres y de la disidencia sexual logró avanzar con el tema de la legalización y despenalización del aborto en Distrito Federal, luego lo que se vio fue una inmediata reacción furibunda de todos los Estados a los alrededores… Por lo tanto, me dicen las colegas mexicanas de la RIPVG que las mujeres viajan hasta el Distrito Federal para poder hacerse un aborto legal, en condiciones adecuadas y luego vuelven a sus lugares, y que no dan abasto, no hay manera de poder recibir a tantas, porque las mujeres católicas siguen abortando. ¿Cómo se manejan estas cuestiones tan diferentes en sus provincias, o como le llaman ustedes, autonomías federativas?

Sí, nosotros tenemos una República Federal, convenios locales con los Estados, 32 Estados en la Ciudad de México. Que no es Estado que ahora se llama Ciudad de México  va a tener, por primera vez, sus propias leyes y su propia Constitución, entonces va a hacer todavía más complejo el asunto, porque tenemos la Constitución Federal y 32 Constituciones de los Estados, más la de la Ciudad de México. Que pueden coincidir, o no, en estos y otros  temas. Cada una tenía un código penal, entonces lo que era un delito en un lugar tipificado, no lo era en otro, o en otro estado está  tipificado de otra manera. Es decir que hay que tener mucho cuidado en qué parte del país anda uno porque depende de dónde estuvieras, el castigo podría ser diferente. Ahora se hizo un código de apercibimientos penales únicos para el país, entonces se trata de equilibrar en todo el país los procedimientos. Pero los delitos varían de código a código, las penas varían de código a código. En Distrito Federal, por ejemplo existe en el código penal el  delito de aborto, pero después de 12 semanas, antes no es delito. En otros códigos penales del país se sigue llamando delito desde el inicio. Y hay mujeres detenidas.

Por otro lado, la Iglesia católica, las jerarquías sobre todo, no los fieles, tratan de hacer alianzas con los políticos, con grupos políticos y partidos políticos,con los gobernantes…, como hay un problema de democracia muy fuerte en el país, tenemos fraudes electorales  con un gasto enorme en la cosa electoral , entonces están muy deslegitimizados. Para compensar  tratan de legitimarse, miran a las instituciones religiosas  como representantes de millones de católicos, entonces  buscan la alianza con el Señor Obispo. Entonces el Señor Obispo les dice “bueno, yo voy a pedir para que  voten por ti candidato, todas las iglesias, y tú me vas a prometer que cuando seas el gobernante no despenalizas el aborto, no al matrimonio igualitario”, y esos acuerdos  son  los que vemos en provincias, tratos que varían de Estado a Estado, porque llegan los candidatos amarrados a los factores religiosos de poder. Esto está pasando tambien, allí donde empiezan a crecer los Evangélicos. El acuerdo ya no es con el Obispo, es con el Pastor, pero es similar. Hay regiones en el país que  están dejando de ser católicas, pero el modelo es el mismo, porque son evangélicos fundamentalistas, entonces el Pastor pide a cambio de votos, no al matrimonio igualitario, no a la despenalización del aborto. Incluso se van modificando las Constituciones por esos acuerdos locales entre los actores religiosos y los gobernantes locales.

¿Eso quiere decir que es poco probable, por el momento, que las unidades federativas- que hasta ahora han rechazado la posibilidad de legalizar el aborto- lo hicieran a corto plazo?

Es difícil, porque estos grupos de presión mueven tanto a católicos, como a evangélicos.  Ciudad de México se comporta de otra manera, hay grupos fundamentalistas pero son pequeños, entonces la gran población, sea católica o evangélica, es una población secularizada de una gran ciudad donde lo privado es privado y mis decisiones yo las decido, no mi Pastor, ni el Obispo, ni el Cardenal de la Ciudad de México. Pero en la Provincia, todavía el factor religioso es muy fuerte, y por eso los gobernantes negocian con el factor religioso como presión. Un gobernador, lo primero que hace al tomar posición del Estado, es tener una entrevista con el Obispo o con el Pastor fuerte de su Estado, y llegan a ese tipo de negociaciones. Y ahí, ni la ética, ni las feministas, ni nuestras teorías rompen esas alianzas que son políticas, es la negociación de factores de poder.

¿Cómo entra en este contexto, el tema de la objeción de conciencia?

La objeción no es un derecho como tal, deriva de un derecho que se llama libertad de conciencia, que es un ejercicio,el de la libertad de conciencia, que sí debe ser garantizado y regulado. No hay que atacarlo porque es el derecho de las minorías, de los que no están de acuerdo. El problema viene cuando otra vez lo sacamos del mundo ético, no doy razones, es mi capricho, se me antoja así. La objeción de conciencia es parte de la ética, es un ejercicio de ese derecho.  Un Estado que garantiza libertad de conciencia tiene que garantizar la objeción de conciencia, pero regulado. Yo tengo el derecho a vivir como quiera, lo que no tengo derecho es de dañar a otra persona con mi mirada de la vida. Es personal, es individual, no puede haber objeción colectiva o institucional. Yo escuchaba que se habla, en esta iniciativa argentina, mal llamada  de libertad religiosa, de una objeción institucional; y eso es pervertir la objeción de conciencia, creo que le hacen un daño a la objeción de conciencia volviéndola institucional, la van a sacar del ámbito al  que corresponde Y es un supraderecho no es al gusto del gobernante. Esta iniciativa se me hace muy peligrosa porque están pervirtiendo la esencia ética de la objeción. La objeción de conciencia nace en el derecho de las minorías, es muy bueno que tengan cómo objetar.

Pero también es cierto que a lo largo de los años, la objeción de conciencia ha sido un instrumento en contra de la libertad  y de la salud  de las mujeres. Se esgrime una razón que se da por  válida que es: “mi fe me impide colocarte un dispositivo intrauterino”, o “mi fe me impide dar clases sobre educación sexual integral”, o “mi fe me impide casar a dos personas del mismo sexo ”….

Si yo soy profesor en una institución pública, no puedo decir que “no lo puedo hacer”,  la Institución está obligada a brindar educación sexual, cumpliendo con la ley, entonces más bien al contratar personal se tendría que tener cuidado de que no fueran objetores – Un médico que se objetó, en ginecología por ejemplo, no tendría que estar en ese espacio, en un hospital público, tendría que estar en un hospital de monjas.

Entonces lo que vos decís es que un Estado laico debe garantizar en sus contrataciones para las instituciones como escuelas,  hospitales tribunales de justicia, personas que luego no podrán aducir que son objetores de conciencia. Nuevamente nos encontramos en un punto en el que vos planteas que no deben mezclarse el Estado con lo religioso. Pero tambien esa gente tiene derecho a trabajar.

Debe respetarse lo personal  pero no incluir lo religioso en la política pública Es muy peligroso cuando un Estado asume como su ética pública la moral de cualquier iglesia. Hay que respetar a la ciudadanía, que pertenece o no a alguna iglesia. Pero no puede asumir esa moral en sus Instituciones Públicas, y aquí se está asumiendo la moral católica en las Instituciones Republicanas, y eso es muy grave porque entonces la gente que no es católica está siendo discriminada y no pueden ejercer sus derechos.

En México tienen todo el derecho de decir yo en conciencia no lo hago, pero la responsable es la Institución que  tiene que garantizar profesionales  que sí lo hagan. Por eso la Institución no puede ser objetora  Al principio fue éste un problema muy serio al  despenalizar el aborto  todos los hospitales eran objetores. Hoy llegamos a una situación donde si es que hay gente objetora, se sabe quiénes son y no se les despidió, no perdieron sus empleos porque  actúan bien en otros temas. Pero ya sé con quien  no cuento para esas intervenciones, y con quien  sí, es mi derecho como paciente o  mi responsabilidad como Director. Entonces no hubo despidos, ni  pérdida de trabajo, ni discriminación por diferente pensamiento, y quien dirige un hospital tiene una lista y sabe  de con quien cuenta y con quiénes no, para ciertos procedimientos La Institución es responsable de cumplir con la Ley, ya que es un derecho. en la Ciudad de México,  que las mujeres tienen para interrumpir  su embarazo.

En Argentina, el proceso que se está dando, es un proceso más pícaro. Se están incorporando otras religiones, y de hecho dentro de Cancillería, hay un Consejo Religioso convocado con participación de “cúpulas”   representativas de diferentes credos

Eso es un atentado al Estado laico precisamente. El Estado laico va al revés, tiene que haber una oficina gubernamental donde se traten esos asuntos y se tenga relación con las Iglesias, porque son públicas y repercuten públicamente. Pero debe haber una relación orgánica, en ese aspecto no de presupuestos o subvenciones  para las Iglesias, porque  ese, el de la libertad religiosa, es un ejercicio de las personas individuales que si tienen conciencia.

¿Por qué opinas que este es un tema globalizado?  

Para Roma el de las libertades nunca fue un tema, se opuso mientras pudo. El mundo se mueve hacia la secularización y libertad de derechos humanos. Hoy se retoman esos temas, se vacían de sus contenidos originales. Entonces viene el asunto de  la libertad religiosa cuando la Iglesia Católica fue la quien  más se opuso  -porque eso significaba reconocer otras Iglesias-.  Ya no lo puede detener a ese proceso plural religioso diverso, de todos nuestros países, y vuelve a retomar el tema. Pero lo que lleva detrás, en su agenda, es la moral católica, no la ética pública, hoy  llamada libertad religiosa. Y muy hábiles han aprendido mucho a lo largo de dos mil años.

Esta institución ha lidiado con muchos sistemas, tiene una experiencia tremenda  de permanencia social .Entonces, ¿cómo va a sobrevivir en un mundo plural y diverso? Acomodándose en la diversidad, entonces hoy ya  no va sola e invita a otros porque no puede negar la pluralidad. La mayor enemiga de la Libertad Religiosa fue la Iglesia Católica. Y ahora resulta el paladín de la libertad religiosa, para que veamos los cambios. Sí, ya aprendió de su experiencia, pero cuando uno estudia lo que están diciendo en libertad religiosa, no es la vieja libertad religiosa de los liberales, no. Es la agenda moral de la Iglesia católica, y de las iglesias fundamentalistas. Por eso es más complejo hoy, porque no es sólo la Iglesia Católica, sino que la van a acompañar todas las iglesias fundamentalistas evangélicas que se sumarán a la agenda moral. Y los temas van a ser: aborto, matrimonio igualitario, eutanasia, esos son los temas de esta agenda. Como eso públicamente ya no es bien visto lo dan vuelta y se vuelven sus paladines y dicen que la Iglesia ha sido la que ha encabezado la lucha por las libertades y los derechos humanos, cuando históricamente fue la Institución que se ha opuesto rotundamente a la libertad y a los derechos individuales.

Por eso digo que es global, porque hasta el Concilio Vaticano II en los ´60, la Iglesia se opuso. El documento más discutido y peleado fue el de las Dignitatis Humanae, es un documento chiquito que pasó desapercibido. Juan Pablo II retoma la Iglesia después del Concilio y es muy hábil, porque retoma este documento que era insignificante y le da otro contenido. Empieza su nueva interpretación global de los valores católicos, y ahí entra la libertad religiosa. Tenemos la libertad de enseñar a los católicos del mundo, a sus hijos en los colegios públicos, comprar y participar en los medios de comunicación. Y esta es la campaña que empieza Juan Pablo II y por eso el tema de libertad religiosa en ese momento, en los ´90, pasa a ser estrategia en primera línea.

Dan vuelta, y se vuelven paladines de esto. Es lo que están viviendo ahora en la Argentina. Dicen que hay persecución religiosa en el mundo, que  empiezan a perseguir a los católicos porque no los dejan enseñar sus valores en las escuelas públicas. En México ya pasó y lo pudimos detener momentáneamente. Pero van a regresar, ya lo sé, en cinco o seis años tendremos otra iniciativa de libertad religiosa, porque estos grupos no se detienen. Y hoy los argumentos son derechos humanos, es un derecho humano que enseñemos a nuestros hijos;  no dicen que nadie les está negando que enseñen eso en su casa, nadie los persigue.

Dicen que hay persecución religiosa porque la Iglesia Católica no pueda tener canales de televisión en México, está prohibido por Ley de Radiodifusión, en todo el país. Lo que pasa es que los canales privados les cobran  y estas iglesias tienen dinero, entonces tenemos llenos de curas y pastores  en la tele, pero los canales no son propiedad de las iglesias. Y por eso es que estos grupos, en México, le llaman persecución religiosa, porque… ¿cómo la Iglesia Católica no va a tener televisora o radio para difundir su mensaje? Por eso hablan de la libertad religiosa, diciendo que  en México hay guerra religiosa, “no nos permiten difundir nuestros valores en la radio, y “como todo el mundo” tenemos que ir a pagar los espacios. Todo es mañoso, porque es todo asunto de poder. Las radios y televisoras son caras, son privadas, pues les conviene esta situación, las Iglesias les pagan y mantienen esto que es el juego político. Por eso las Iglesias negocian con los gobernantes y con los poderes, empresarios, que resultan  ahora muy de la libertad religiosa, ¿de cuándo? Si no les interesa más que el dinero. Por eso digo: si esto es la libertad religiosa, sepan que  va unido con los gobernantes y los  mayores poderes empresarios.

Y en el medio los cuerpos, las vidas  de las mujeres. ¿Imaginas una papisa alguna vez?

Si fueran coherentes con lo que declaman sí .Cualquier misa de domingo, el 80% son mujeres.

Pero el que da la misa es un varón, y los monaguillos son varones. Igual que el Rabino o el Imán…

Si,  espero el día en que no importe si es varón o mujer  y que solo esté allí quien  tenga las capacidades y la honestidad para cumplir ese ministerio, que es lo que importa, la formación y la vocación… ¿Cuántos hombres sacerdotes no tienen ni la formación, ni la vocación para ello? Y por eso lo hacen tan mal. Muchísimas mujeres lo harían mejor, serían mejores párrocas. y no hay razón, ni ética para que no ejercer el sacerdocio . No hay razón, porque ser mujer no es una  razón sino que es el eje de la discriminación

Jesucristo sólo escogió a 12 hombres, eso dicen…, varones. Pero no se sigue la lógica, eran judíos entonces nomás deberían ordenar a judíos; si esa es la lógica. Jesús no escogió a nadie sacerdote históricamente, eso vino mucho después de muerto Jesús. Él eligió a amigos y amigas, 12 es el símbolo de las 12 tribus de Israel, por eso 12. Pero no eran 12 personas, ni hombres, estaba María Magdalena, ni ellas, ni ellos eran sacerdotes. Eso nació hasta el Siglo II. Es decir que Jesús no ordenó sacerdote a nadie. Por eso esa respuesta se cae solita, porque es anacrónica históricamente, el ministerio sacerdotal en el mundo católico nace después de un tiempo, al principio era un grupo de amigos y amigas que no tenían templo, no tenían estructura, no tenían nada de eso.

Muchas personas creyentes nos leen y me gustaría que les digas algo en relación a sus derechos. Para una persona de fe  es todo un tema  la culpa: casarse con una mujer (en el caso de una mujer), o de enamorarse  (si es varón) de otro hombre, o practicarse un aborto… porque está trasgrediendo el mandato más duro  de su propia Fe.

La Biblia es palabra de Dios, pero en palabra humana. Y siempre la palabra humana es falible, se puede equivocar, y es interpretable. No es Dios el que está hablando sino  los humanos. Entonces, cuando lean la Palabra de Dios, tengan en claro eso. Dios no excluye, Dios no lastima. Y cuando un texto está excluyendo y lastimando, tiene más de humano que de divino. Y digo, además, que el intérprete oficial,  el Obispo, Sacerdote o Pastor que haga esa interpretación, está traicionando la Palabra Divina. Entonces el que nos dio la vida y en el que cree uno, es Dios que es amor y compasión no es ni hombre ni mujer, es Dios, que va más allá de estas categorías. Y no tengan miedo, si Dios es amor y compasión, no  va a castigar. Hay que tenerle más miedo al Obispo, o al Pastor que son los que tienen poderes terrenales y me puede excluir, echar en un discurso público, o me puede hacer avergonzar. A ese sí hay que tenerle miedo y precaución, pero a Dios… ¿Qué imagen de Dios tenemos? ¿Un Dios que castiga, que violenta, que me hace sufrir? Ese no es Dios, ese no es el Dios de la Biblia, ni del pueblo judío, ni de los cristianos. Dios es padre, en este sentido de compasión, misericordia y acogida. Entonces a esta gente le diría, ¿le creen a Dios o le creen a sus miedos? Por eso tenemos tanta culpa. La culpa es un mecanismo de destrucción personal, la culpa no sirve para nada. Hay que ser responsables. Jesús no predicó el infierno, ni la culpa, predicó la libertad y la responsabilidad. Me puedo equivocar, soy responsable, no culpable. Nadie es culpable de equivocarse. Somos una especie que aprende por error y ensayo, quien no se ha equivocado tampoco  aprendió nada. Ser  creyente es equivocarse muchas veces,  y aprender mucho. La culpa hay que mandarla a volar a otro planeta; nos ha hecho mucho daño a los humanos sentirnos culpables. Seamos responsables.

Si te escucharan quienes tendrán la responsabilidad política de aprobar o rechazar este proyecto ¿qué les dirías? 

Que lo hagan desde la ética pública, no desde su moral privada -muy respetable-, pero la ciudadanía, mujeres y varones, no son sus hijos; deben ser  tratados como  como personas adultas que eso son, que se   hagan leyes que les permitan decidir libres  su vida privada.

Quienes legislan tienen todo el derecho a decidir por sus propios hijos e hijas menores de edad, pero los hombres y las mujeres de Argentina no son menores de edad, les pagan sus salarios dignos, para que lo hagan con ética pública. Decidan con  ética  no con su moral privada.

¡Gracias Julián!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags
Liliana Hendel

Liliana Hendel

Me recibí formalmente de Psicóloga y la vida me convirtió en Periodista. Feminista en cualquier circunstancia. Tengo la alegría de haber llevado los temas de géneros al ámbito de los noticieros en la televisión abierta. Me honraron con menciones y premios. Sigo, a pesar de las resistencias, porque lo personal es político y la historia la escribimos cada día. Esta vez no permitiremos que la borren.

Comentar

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *