Femicidios

“Los femicidas no se contagian por ver crímenes en TV”

tb

El supuesto efecto “contagio” o “imitación” en los crímenes de hombres contra mujeres “no tiene ningún sustento” y los maltratos que no se detienen “sólo demuestran que los femicidas asesinan para controlar y dominar a las mujeres como consecuencia de la ideología de la superioridad masculina”, analizó la periodista española Pilar López Diez.
La profesional, que trabajó en Cadena Ser y Radio Nacional de España entre otros medios, es también doctora en Comunicación y ha colaborado con organismos, periódicos y canales de televisión para optimizar el tratamiento periodístico adecuado de las violencias y los femicidios.
Mujeres golpeadas, asesinadas ellas o parte de su familia por su pareja o su ex, son crónicas repetidas en estos primeros diez días de enero en la prensa argentina y, también en la española, y en algunos medios se preguntan si el femicida “copia” o se “contagia” al ver reflejado estos crímenes en las noticias, estas violaciones a los derechos humanos.
“Si alguien quiere argumentar para defender ese efecto ‘contagio’, lo primero que debería hacer es una seria investigación que, hasta el momento, no se ha hecho. Y lo primero que habría que hacer es preguntarles a los asesinos si el día anterior o hace diez días, vieron, escucharon o leyeron una información que les movió a hacer lo mismo”, dice la especialista. Y cuenta que en España “en ningún protocolo se contempla preguntar esa información al feminicida: ni por la policía, ni por los jueces”. En Argentina, tampoco.
López Diez comparte que en su país “se llegó a afirmar, en 2011, que tras un crimen de género existe 1,67 veces más probabilidades de que se produzca otro al día siguiente, y que también aumentaba la incidencia diez días después como consecuencia del supuesto ‘efecto imitación’ o ‘efecto paso a la acción'”.
Ella no comparte este afirmación porque “la supuesta teoría nunca explica por qué se produce el primer feminicidio”. E invita a hacer este ejercicio: “En la medida en que hay muchos feminicidios al año no es extraño que cada poco tiempo haya otro. Por ejemplo, en España, en 2011 (año en que se intentó justificar esta teoría), 75 criminales acabaron con otras tantas mujeres. Calculamos, así, que cada cuatro días se produjo un crimen, por tanto, claro que al día siguiente o a los dos días o a los tres o cuatro habría otro crimen. El hecho no confirma ninguna “teoría” del paso a la acción; el hecho solo confirma la razón por la que los feminicidas asesinan: para controlar y dominar a las mujeres como consecuencia de la ideología de la superioridad masculina”.
López Diez tiene una extensa trayectoria en el análisis y los cambios necesarios en la cobertura mediática de las violencias machistas y participó en la elaboración del ‘Manual de Urgencia para tratar las Noticias sobre Violencia de Género’ de Radio y Televisión Española (RTVE), que fue adoptado por el periódico ABC, la emisora Onda Cero y las televisiones privadas Tele 5, Antena 3 y Canal+, entre otras.
Ese camino recorrido le permite afirmar: “Lo que sí produce la supuesta ‘teoría’ son efectos perniciosos sobre la profesión periodística menos informada, más tradicional y que nunca fue partidaria de informar sobre la violencia machista”.
Valora que en España -como también ocurre en Argentina- “se sigue informando de cada feminicidio, se les dedica menos espacio (y tiempo), y la rutina productiva se limita, en muchos casos, a la plantilla de lo que llamo “noticia-suceso” es decir, se publica el quién hizo qué, a quién, dónde, cuándo, cómo (defiendo que tiene que desaparecer de este tipo de noticias) y eso sí, falta la respuesta, fundamental, al por qué se produjo”.
Menos “cómo” y más “por qué” para que informar sobre las violencias que matan sea parte de la responsabilidad social de los medios de comunicación. Un buen contagio.

La nota fue publicada en: http://www.telam.com.ar

 

Silvina Molina

Silvina Molina

En el andar, pude encontrar la manera de comunicar sobre derechos humanos, sobre todo de nosotras. Creo en los andares colectivos, por eso milito en redes periodísticas donde transito con colegas de todo el mundo y coordino la RIPVG en Argentina. Aprendo, cada día. Y disfruto, porque hoy, es siempre. Trabajo en la Agencia de Noticias Télam.

Comentar

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *