Femicidios

28 femicidios de adultas mayores

ni una menos mayores
Unos 28 femicidios de adultas mayores de 60 años se registraron en Argentina, durante el año pasado. Casi la mitad de las mujeres fueron asesinadas a golpes. En el 39 por ciento de los casos el principal sospechoso es el esposo, la pareja o el novio; el 14, un hijo; y el 10, ex esposos o ex parejas. Los crímenes por violencia de género ocurrieron casi en su totalidad en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida con el femicida.
Estos dolorosos hechos se destacan en un informe elaborado por el Observatorio de Femicidios Adriana Zambrano, coordinado por la Asociación Civil La Casa del Encuentro.
 
Edades de las víctimas:
* 60 y 70 años: 14 casos (50%).
* 70 y 80 años: 7 casos (25%).
* 80 años y más: 7 casos (25%)
La mayoría de ellas fueron asesinadas a golpes, apuñaladas o baleadas:
* Golpeadas: 12 casos (42,8%).
* Apuñaladas: 5 casos (17,8%).
* Baleadas: 4 casos (14,2%).
* Estranguladas: 2 casos (7,1%).
* Asfixiada: 1 caso (3,5%).
* Ahorcada: 1 caso (3,5%).
* Incinerada: 1 caso (3,5%).
* Causa desconocida: 2 casos (7,1%).
En la mayoría de los crímenes el principal sospechoso es un hombre de su círculo familiar:
* Esposo, parejas, novios: 11 casos (39,2%).
* Ex esposos, ex parejas, ex novios: 3 casos (10,7%).
* Hijos: 4 casos (14,2%).
* Nieto: 1 caso (3,5%).
* Sobrino: 1 caso (3,5%).
* Conocidos: 1 caso (3,5%).
* Sin vínculo aparente: 7 casos (25%)
En lo referente a la edad del femicida se destaca:
* 10 a 20 años: 1 caso (3,5%).
* 20 a 30 años: 3 casos (10,7%).
* 30 a 40 años: 2 casos (7,14%).
* 40 a 50 años: 3 casos (10,7%).
* 50 a 60 años: 1 caso (3,5%).
* 60 a 70 años: 5 casos (17,8%).
* 70 a 80 años: 5 casos (17,8%).
* Sin registros: 8 casos (28,5%).
El 92,8% de los asesinatos ocurrieron en la vivienda de la víctima o en la vivienda que compartía con el femicida:
* Vivienda de la víctima: 13 casos (46,4%).
* Vivienda compartida con el femicida: 13 casos (46,4%).
* Vivienda del femicida: 1 caso (3,5%).
* Vía Pública: 1 caso (3,5%).

Un tema invisibilizado

Consultada por este diario, la presidenta de La Casa del Encuentro, Ada Rico, destacó que los femicidios en adultas mayores es un tema “invisibilizado” socialmente, “hay poco material periodístico, no se publican casos de mujeres mayores” y hay “poco seguimiento” de lo que ocurre en la causa judicial.
Respecto a la modalidad de los crímenes por violencia de género, Rico indica que, sin hacer distinciones de edad, en la mayoría de los casos las mujeres son baleadas; en segundo lugar apuñaladas; tercer lugar, asesinadas a golpes. Sin embargo, en los femicidios de adultas mayores, la principal modalidad son los golpes. “La mayoría de los femicidas no usaron un arma externa como un revólver o un cuchillo. Utilizaron sus propias manos como un arma mortal, (por lo que) hay un grado extremo de vulnerabilidad”, afirma.
En dos de los hechos registrados en el informe, los presuntos asesinos argumentaron que las víctimas se habían accidentado producto de una caída.
Uno de los casos ocurrió en la provincia de Salta, cuando una mujer, de 81 años, fue asesinada por su sobrino, de 72, quien “en un primer momento había dicho que la mujer se cayó la cama”, indicaron medios locales. “Pero para la policía, no había relación entre el relato y lo que había encontrado. Luego el sujeto se quebró y dijo que la había asesinado”, se señaló.
Otro caso sucedió en la ciudad de Mar del Plata, cuando una mujer, de 81 años, falleció a horas de ingresar golpeada a una clínica. La pareja, de 63 años, dio la versión que la mujer había sufrido una caída. Sin embargo, “el médico de turno se negó a firmar el acta de defunción por muerte natural y se labró una causa judicial que motivó una autopsia que determinó que murió a causa de golpes recibidos en la cabeza y en el tórax”, informaron medios locales.
En este marco, Rico señala que esta es una “característica” de los femicidios en adultas mayores. “Simulan que la mujer se cayó. Si una joven se cae no le pasa nada. Pero a una mujer mayor le puede pasar algo grave porque no tiene la misma estabilidad. Y esto es muy común en el maltrato hacia las personas mayores -tanto en mujeres como en hombres- y el personal de la salud se fija mucho, hace una mirada especial porque se dan cuenta si los golpes fueron productos de una caída o si la persona fue golpeada”.

Además, Rico, advirtió que “las mujeres mayores tienen naturalizado el maltrato .“En el modelo machista, ellas tenían que quedarse en la casa, había que obedecer, incluso hasta permitirle a la pareja alguna infidelidad. Y lo justifican diciendo ‘él es bueno’, ‘es buen padre’, ‘nunca me faltó nada’, ‘siempre fue así’, ‘mi vida ya está hecha’. Y hay que trabajar para desnaturalizar el maltrato”, afirmó.
La Casa del Encuentro tiene un taller para mujeres víctimas de violencia de género, los viernes de 17 a 19; y un taller para familiares, los miércoles de 18 a 19. Ambos son gratuitos y coordinados por psicólogas. La sede está ubicada en avenida Rivadavia 3917, CABA.
Rico comentó que en ambos talleres participan adultas mayores y que en el grupo para familiares “muchas veces no se dan cuenta que ellas también son víctimas de maltrato pero lo identifican en su hermana, hija, nieta”. Destacó que “cuando se detectan” esos casos “se ayuda también a esas mujeres a salir de la violencia”.
“Las señoras están informadas. Se va visibilizando la violencia contra la mujer. Y ellas empiezan a preguntarse por su situación, lo cual es muy bueno. Más allá de la edad que tengan siempre hay que trabajar para salgan de ese vínculo, para que haya cambios en la vida cotidiana”.

144 es la línea gratuita para la atención de consultas de violencia de género en todo el país. El teléfono de La Casa del Encuentro es 4982-2550.

Natalia Muñiz

Natalia Muñiz

Comentar

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *