Femicidios

Las calles fueron de #niunamenos

Foto: Alicia Nillni
Foto: Alicia Nillni

Hoy, en las calles del #NiUnaMenos estaban las víctimas de femicidio  convertidas en pancartas portadas por sus madres, amigxs, familiares. Ellas, ahora son recuerdos relatados con voces entrecortadas por el llanto.

Han pasado nueve años desde que la hija de Gumersinda Giménez fue asesinada por un gendarme. La coraza de esta mujer no simula su dolor y dice que nunca pensó “ver a tantas madres colgando  las fotos de sus hijas”

Judith tenía solo 16 años cuando la mataron, era alumna de la Escuela La Banderita del villa 31 de la ciudad de Buenos Aires.” Algunas veces pienso que sila Judith viviese yo tendría más nietos”,. También cuenta que ahora ella estudia trabajo social porque a Judith le hubiese  gustado dedicarse a eso”

“Me quedó un solo hijo, Eduardo. Él ya me dio dos nietos maravillosos.. Entonces, mi hijo me dice: ´ pero no fue así mami. Ella nos cuida desde donde está´”, se quiebra Gumersinda

Es así, en cada femicidios hay historias y sueños. A veces, sin querer,  los femicidios se convierten solamente en cifras.

Las víctimas de femicidios fue y es la dolorosa esencia de #NiunaMenos. Desde el año pasado hasta hoy todo parece ir de mal en peor, porque desde aquel grito multitudinario hasta el 31 de mayo de este año, el Observatorio Adriana Marisel Zambrano de la ONG La Casa del Encuentro lleva contabilizados 275 casos de femicidios, de los cuales 171 ocurrieron dentro de casas.

Cada semana hay –aproximadamente- 6 huérfanxs a causa de los femicidio. En estas semanas 3 niñas de 12 años fueron asesinadas. Y este dato vino a calentar aún más almas que ya se organizaban para marchar hoy

Este año la manifestación por #NiUnaMenos, también dice  #VivasNosQueremos y logró reunir a miles de personas de diversos sectores en cerca de 100 ciudades de Argentina.

Llegar a la cabecera de la marcha fue cruzarse con carteles y pancartas con diferentes lemas, con diversos matices,  pero todas unidas por una misma causa.

Finalmente quienes pudieron llegar a ese punto estratégico fueron testigos de la imagen más triste de esta convocatoria. Allí estaban lxs familiares de víctimas de femicidios, sus semblantes son dolorosos que interpelan a cualquier humana situación.

Llegar hasta allí fue ver al padre de Carolina Aló, la muchacha que fue asesinada por 113 puñaladas en  1996, marchar con otrxs familiares pidiendo lo mismo: que algo cambie. Fue, también, oír  una voz ya gastada en medio de la multitud  que gritaba y gritaba el nombre de muchas de las víctimas. Pero al rato ese clima se rompió –por un instante, solo por un instante-  con cánticos que decían: “ No , no me da la gana que me maten cuando dicen que me aman!”.

También estuvieron  amigas de las familiar de Chiara Paez.  El caso de Chiara fue el que disparó la movilización #NiUnaMenos, el año pasado. Era una adolescente de 14 años,  su novio la asesinó a golpes y la enterró en el patio de su casa.

En la multitud también estuvieron los  familiares de Bárbara Carolina Toledo. Es imposible ver a Roxana, su madre. Bárbara Carolina tenía 20 años y la mató su pareja con quien tenías una hija de 2 años. Bárbara estaba embarazada y fue asesinada por asfixia. Este femicidio ocurrió en 2015. Esta corresponsal tuvo la oportunidad de hablar con Roxana horas antes, quien aseguró que el juicio está cerca y que el “NiUnaMenos es de todas las mujeres, no sólo de las asesinadas”

En esta versión de#NiUnaMenos, no hubo oradoras pero se repartió el documento consensuado entre todos los sectores que convocaron a esta manifestación. Uno de los puntos que abarca el documento hace referencia a la necesidad de un correcto enfoque de políticas públicas con “trabajadores capacitados, formación de quienes se encargan del tema en las oficinas judiciales y estatales, presupuesto adecuado, creación de refugios, patrocinio jurídico de las víctimas, medidas de prevención y cuidado efectivas”

Los recientes  ajustes económicos  acarrea una continua privación general de derechos, “las presuntas soluciones que se buscan son punitivistas. Plantean el atajo del castigo antes que la prevención para evitar que haya más víctimas. Venimos a decir que eso no alcanza, que se trata de conmover las creencias y prácticas sociales que sustentan la violencia machista y la complicidad del Estado y la justicia”, refiere el documento

También se puso especial énfasis en que la violencia no va solo contra el orden heterosexual sino que “toda violencia machista que persigue, violenta y mata a mujeres hétero, lesbianas, gays, travestis y trans.   Ni una menos por femicidio”

A diferencia del años pasado esta vez no se pido por la creación del Plan Nacional de Acción para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, contemplado en la Ley 26.485 . Es que, según lo anunciado por la presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, Fabiana Túnez, ese Plan se hará efectivo en julio. Sin embargo, desde #NiUnaMenos se exhortó al Estado para que destine un presupuesto efectivo.

A veces hay indicios de logros pero después viene la decepción. Porque luego del #NiUnaMenos 2015, uno de los a avances logrados fue la Ley de Patrocinio Jurídico Gratuito para víctimas, pero desde el Ministerio de Justicia” ya se alertó sobre la falta de presupuesto para ponerla en práctica”

Radiografia del femicidio

Dentro  los 275 casos de femicidios registrados por el Observatorio Adriana Zambrano hay una bebé, 11 niñas de entre 2 y 12 años y 29 adolescentes comprendidas en la franja etaria de 13 a 18 y 9 adultas mayores.

En cuanto a la metodología utilizada por los femicidas en su mayoría son las armas en 66 crímenes.  A 57 mujeres las apuñalaron;  las mataron a golpes a 40 de ellas, las estrangularon a 21 y otras 20 fueron quemadas.

Referido a casos con antecedentes de denuncias: 39 de ellas habían realizado denuncias judiciales, exclusión del violento y prohibición de acercamiento del maltratador.

Las provincias con los índices más altos son: Buenos Aires (102), Santa Fe (23), Salta (21), Córdoba (20), Ciudad de Buenos Aires (13), Santiago del Estero (11) y Mendoza (10).

La nota fue publicada en: http://www.semmexico.org/las-calles-fueron-de-niunamenos/

Nor Loto

Nor Loto

Magister en Periodismo y medios de Comunicación de la UNLP. Es corresponsal argentina del Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe –SEMlac y para SemMéxico. Desde 2015, es Writer/Blogger del diario Huffington Post.T Se ha desempeñado como investigadora del Archivo Imagen y Palabras de Mujer del Instituto Interdisciplinario de Género - IIEGE - de la UBA. Docente de nivel universitario (UCES).

Comentar

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *